Cosecha récord: elevan una estimación oficial a 147 millones de toneladas

El Gobierno elevó su estimación para la cosecha de granos 2018/2019 y ahora espera que alcance los 147 millones de toneladas, un valor récord.

Según la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, hasta el mes pasado se aguardaban 145 millones de toneladas. Sin embargo, las mayores productividades sobre todo en maíz terminaron impulsando la cosecha.

Por la cosecha récord general ingresarían entre US$5000 y 6000 millones de dólares más en divisas respecto del ciclo pasado.

En maíz se proyectaron 57 millones de toneladas, cifra en la cual las autoridades oficiales consideran tanto grano comercial como forraje. La campaña de este cultivo transcurrió sin alteraciones importantes en materia climática y, de hecho, las lluvias acompañaron en el momento oportuno para la definición del rinde.

“En términos generales el cultivo tuvo condiciones favorables para su crecimiento, y en muchos casos atravesó el período crítico de floración y llenado con buena humedad, obteniéndose muy buenos valores de rendimiento. No se informan problemas severos por enfermedades ni insectos”, detalló Agroindustria. La cosecha está a pleno y ya avanzó al 76% del área, si bien tiene un retraso del 10% versus igual fecha de 2018.

Respecto del año pasado, que estuvo marcado por la sequía, la suba en la producción de este cereal es del 31,2 por ciento.

Las condiciones climáticas ayudaron al desarrollo de la campaña Fuente: EFE – Crédito: Cesazaro De Luca

En cuanto a la soja, el Gobierno informó sobre una cosecha de 55,3 millones de toneladas, por debajo de los 55,6 millones de toneladas que estimó en junio último. La producción de este año es un 46,4 por ciento superior a la de la campaña pasada.

En este cultivo, según la cartera oficial, la cosecha está prácticamente finalizada y solo resta levantar algunos lotes en Chaco y el norte de Santa Fe.

Para Luis Miguel Etchevehere, secretario de Gobierno de Agroindustria, la cosecha récord es “mérito de los productores y de la cadena que volvieron a confiar y a invertir para alcanzar este acontecimiento histórico”.

“No es solo un logro cuantitativo ni aislado, sino que también cualitativo, fruto de la rotación de cultivos que nos permite pensar en un proceso de largo plazo que nos llevará a seguir rompiendo estas marcas históricas”, dijo.

Para sembrar los productores invirtieron US$10.000 millones. Vale recordar que la sequía de la anterior campaña les generó una pérdida de ingresos brutos por US$7500 millones.

La campaña 2018/19 había tenido un buen inicio con el trigo. En rigor, se recolectaron 19,4 millones de toneladas del cereal y diversas estimaciones sostienen que para la nueva cosecha, 2019/2020, se superarán los 20 millones de toneladas.