Comienza el tramo IV del Plan Maestro del Río Salado

Si bien la problemática de las inundaciones había recibido la atención del Gobierno bonaerense desde fines del siglo pasado, este trabajo constituye el primer abordaje integrado y de carácter regional, que procura el estudio de todos los aspectos y actividades que contribuyen sobre este tema.

Un desfile de maquinarias y una gran movilización de operarios se observó en estos días en la ciudad de Roque Pérez y, también, en la localidad de Pedernales, para comenzar justamente con el Tramo 4 de la obra del Plan Maestro del Río Salado.

La cuenca del Río Salado se caracteriza por presentar, en forma periódica y frecuente, inundaciones y sequías prolongadas; esta situación se ha agravado desde comienzos de la década del ’70, donde se inició un período más húmedo y un aumento en la frecuencia de los eventos de inundación y anegamiento, afectando en forma generalizada a toda la región del Salado, con las consecuentes pérdidas de gran magnitud en: la producción del sector agropecuario, y la infraestructura vial y urbana.

En respuesta a esta situación se inició el estudio del Plan Maestro del Río Salado, mediante financiamiento el Banco Mundial, con el objeto de elaborar un plan de carácter integral para el desarrollo sustentable de la cuenca.

Si bien la problemática de las inundaciones de la Provincia de Buenos Aires había recibido la atención del Gobierno desde fines del siglo pasado, este trabajo constituye el primer abordaje integrado y de carácter regional, que procure el estudio de todos los aspectos y actividades que contribuyen sobre este tema.

Por estos días se vio un desfile de maquinarias y una gran movilización de operarios que llegaron a la ciudad de Roque Pérez y a la localidad de Pedernales, para comenzar justamente con el Tramo 4 de la obra del Plan Maestro del Río Salado.

Responsables técnicos de empresas contratistas, explicaron que se trata de tareas preparatorias y el dragado en esas zonas no podrá iniciarse hasta avanzado el invierno, ya que previamente deben realizarse relevamientos topográficos, entre otros trabajos.

La licitación contó con un presupuesto oficial de 4.779.975.246 pesos y se presentaron 6 ofertas de 10 empresas para los trabajos que se realizarán en los municipios de Lobos, Roque Pérez y 25 de Mayo.

Se trata de la segunda parte del Tramo 4 de la obra del Plan Maestro del Río Salado que se realiza con financiamiento del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Río Salado Superior

La obra consta en la ampliación de la capacidad del Río Salado, permitiendo el escurrimiento encauzado para crecidas y proporcionando un aumento de su capacidad de conducción para así atenuar el efecto perjudicial de los desbordes.

El presente Subtramo forma parte de la denominada Etapa 2 del Tramo 4 de las obras sobre el cauce del río, en lo que se define como Río Salado Superior.

El Tramo 4 que se encuentra en ejecución, ha sido dividido en 4 Etapas, a los fines de su ejecución y financiamiento, no teniendo tal separación ninguna entidad hidráulica ni ambiental.

La Etapa 2 se desarrolla entre el cruce del río con la Ruta Nacional Nº 205 y las cercanías con la localidad de Ernestina, ubicada en el Partido de 25 de Mayo.

Hacia Chivilcoy

Avanza la obra de defensa contra las inundaciones que permitirá el saneamiento de 35 mil hectáreas en forma directa y 1,3 millones en forma indirecta. Además, se verán beneficiados 200.000 habitantes en forma directa.

La etapa III, que comprende 65 kilómetros de extensión y la excavación de 25 millones de metros cuadrados, beneficiará a los partidos bonaerenses de 25 de Mayo, Navarro, Lobos, Monte y Roque Pérez.

En tanto, la etapa IV cuenta con una extensión de 56 kilómetros y beneficiará a los partidos de Chivilcoy, Alberti y Bragado. El proyecto de ampliación del Río Salado fue confeccionado de acuerdo con los lineamientos y criterios técnicos del Proyecto Ejecutivo de Obras para el Plan Maestro Integral del Río Salado de la provincia de Buenos Aires.

Estas inversiones se suman a las que ya se están ejecutando en todo el Tramo IV y que, en conjunto, representan una inversión de 20 mil millones de pesos financiados por el Gobierno Nacional y la provincia de Buenos Aires.

Con el dragado del Río Salado en todo el trayecto que atraviesa el partido de Chivilcoy permitirá recuperar varias hectáreas que hoy se encuentran improductivas por el desborde constante de su cauce.