Lechería: Productores bonaerenses se reunieron con funcionarios nacionales

El encuentro se llevó a cabo en el marco de Comisión de Lechería de Carbap, donde participaron el Jefe de Gabinete de Agroindustria de la Nación, Santiago del Solar, el Director de Lechería de Nación, Alejandro Sammartino y, Hugo Rossi, Subsecretario de Coordinación Política de la Nación.

En representación de los productores bonaerenses uno de los que participó fue el Presidente de la Rural de Trenque Lauquen, Ignacio Kovarsky, quien afirmó que “fue una reunión pedida por la Comisión de Lechería de CARBAP”.

Kovarsky afirmó que “se abordó primeramente la difícil situación que estamos atravesando los productores desde hace mucho tiempo, profundizándose el año pasado luego de la fuerte devaluación. Trabajamos durante todo el año con rentabilidad negativa, lo que causo no solo que el negocio no fuera rentable sino que muchos perdiéramos capital, básicamente capital en vacas, endeudamiento, y muchos fueron expulsados del negocio. Hoy la situación es parecida, y cuando creíamos que febrero-marzo empezábamos a empatar los costos de producción (sin renta para ganancia o inversión) vemos que el dólar nuevamente se empieza a mover y la costa nos queda cada vez más lejos”.

“Estamos en época de hacer las reservas para el invierno donde además de afrontar los costos dolarizados de la agricultura (maíz y silo) destinados a alimentación, inmovilizamos mucho capital haciendo los picados que vamos a ir consumiendo durante el año. Los contratistas aumentaron muchísimo sus servicios y luego tenemos que sembrar las pasturas, verdeos y fertilizar. Absolutamente todo dolarizado. No hay renta y tampoco financiamiento que se pueda pagar (tasas arriba del 65%). Olvidémonos de cambiar maquinaria” sostuvo el titular de la Rural de Trenque Lauquen.

“Les preguntamos, cuál era el rumbo que el gobierno tiene para la lechería. Ellos expresan que quieren una lechería en aumento, con excesos exportables y que todo eso se vuelque de manera transparente a la cadena láctea. Nosotros expresamos que las industrias y supermercados van a cubrir sus costos y luego van a pagar los que ellos determinen a los productores. Hoy, pleno año 2019 no sabemos cuánto vamos a cobrar la leche que estamos entregando en el mes de marzo, solo tenemos un precio estimado que los industriales nos pasan por teléfono y que vamos a cobrar a 40-60 días luego de terminado el mes de marzo. Esto es fundamental cambiar. Tenemos que cobrar del 1 al 10 del mes vencido, con una leche estandarizada en calidad y cualidad, a la cual nosotros apuntemos producir para cumplir y podamos negociar el valor mejor o peor según lo que obtengamos. Pero el valor que hoy tenemos es un promedio de leche fluida (sin características específicas) pagado el mes pasado por la industria. Eso aún no sirve como dato de negociación. Tampoco tenemos claras reglas de negociación, ni competencia, entre las industrias por nuestra leche”.

Sobre la percepción de los funcionarios nacionales, Kovarsky sostuvo que “Agroindustria busca una fuerte apertura de mercado, con más actores, con competencia por la leche. Pero nosotros le explicamos que en algún momento tienen que trabajar sobre el negocio de la leche, porque hoy en día no está estandarizado el negocio lechero y es muy difícil comercializar”.

“También hablamos sobre las muestras de producción. Hay una especie de protocolo que tiene Agroindustria en el cual nosotros podemos mandar las muestras a un laboratorio de tercero certificado, y podemos comparar nuestros resultados con los que hace la industria. En todo caso, hay que buscar herramientas para mediar un arreglo si las propiedades de la leche terminan no coincidiendo entre las nuestras y las que establece la industria y esta tenga que resarcirnos. El protocolo está armado pero nos está claro quien arbitra” manifestó.

Sobre el faltante de leche en las heladeras de los supermercados, el titular de la Rural indicó que “leche se está produciendo, que haya faltante de segundas marcas creo que tiene que ver con “Precios cuidados” y cupos comprometidos. Leche hay, y no tiene que ver con las inundaciones. Hubo inconvenientes climáticos pero no afectan a las cuencas más importantes”.

En relación a las exportaciones, el productor tambero sostuvo que “es importante que se siga exportando, porque es la única manera de que traccione la abundancia de leche. Necesitamos sacar leche afuera, porque por un lado genera dólares genuinos para Argentina y por el otro hace que haya más competencia por la leche, sino, el mercado interno está sobreabastecido y en eso se siente comodísima la industria”.