Se demoró la exportación de carne enfriada y congelada con hueso a China

A casi un año de la firma del acuerdo con China para exportar carne congelada con hueso y enfriada con y sin hueso a ese país (ese mercado ya estaba habilitado para la carne congelada sin hueso), todavía no se hicieron negocios con esos productos, pero según fuentes oficiales sería inminente esa posibilidad. En rigor, adelantaron que en poco tiempo estará en funcionamiento el nuevo protocolo sanitario para esos productos.

Así lo explicaron fuentes del Senasa, aunque prefirieron no dar fechas. Existen exigencias sanitarias no solo para los establecimientos donde está la hacienda, que habían generado reparos en actores de la cadena cárnica, sino también requisitos para la comercialización de la hacienda antes de la faena.

Vale recordar que China con la carne congelada sin hueso es el principal comprador. En 2018 se llevó 5,5 kilos de cada 10 exportados y en el primer mes de este año saltó a casi 7 kilos de cada 10 vendidos al exterior.

Si bien funcionarios del organismo avanzaron en el tema de los protocolos, aclararon que aún falta. “Los chinos son muy exigentes y no dejan nada librado al azar”, dijeron.

En el protocolo en cuestión se observa que los animales que van a ser enviados a faena para China deben provenir de establecimientos que no hayan tenido casos de rabia, carbunclo, tuberculosis, paratuberculosis, brucelosis, aujeszky y lengua azul, entre otros. Cada enfermedad tiene un protocolo particular, según las normas internacionales de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

En cuanto a la comercialización, tanto en el mercado concentrador y en remates feria también se deberán tomar recaudos, como por ejemplo corrales segmentados y que los animales “no aptos China” queden para el final del remate.