Tras la escalada del dólar habría cambios en el esquema de retenciones

Según indicaron el esquema actual de retenciones pierde poder de recaudación frente a la suba del dólar, y desde el Gobierno estarían pensando proponer un porcentaje fijo.
Productores agropecuarios y entidades del campo se vieron sorprendidas por los rumores sobre un cambio a porcentaje en el esquema actual de retenciones, que ingresa una parte porcentual y otra fija en pesos que no varía con el precio.

Cuando se implementaron los 3 y 4 pesos por dólar exportado la traducción era de un 11% de retenciones efectivas sobre los principales cultivos, con un 18,8% adicional para el complejo soja. Ahora, con la suba del tipo de cambio, la alícuota efectiva pasó a estar por debajo del 8% y mirando el dólar a noviembre quedaría en 6,6%.

La Ley de Presupuesto autoriza a hacer cambios sobre el esquema actual, lo que alienta los rumores que hablan de un cambio en los derechos de exportación a porcentaje. Las versiones sostienen que las retenciones quedarían en el 10% en el caso de los cereales y que la soja se llevaría la peor parte al quedar con un total del 30%.

De concretarse los cambios, llegarían en un momento de precios a la baja, generando un fuerte impacto sobre la rentabilidad del productor. Cuando arrancó el régimen actual la soja estaba en US$ 240 y llegó a tocar un piso de US$ 205 en la última semana para cotizar en la actualidad en torno a los US$ 220.

En el caso de los cereales, el maíz pasó de US$ 138 a los actuales US$ 124. En tanto que el trigo cotizaba por aquel entonces en US$ 195 y hoy se encuentra en torno a los US$ 188.
“Los buenos resultados productivos lograron compensar en parte la baja de precios, pero no es algo seguro que vuelvan a ocurrir”, explicaron.

Las versiones sostienen que la modificación de los derechos de exportación se haría a pedido del Fondo Monetario Internacional con el objetivo de lograr la meta de déficit fiscal cero. De hecho, en la última revisión del organismo internacional se sugirió tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario: “Es necesario redoblar los esfuerzos por mejorar el marco fiscal a mediano plazo y la gestión de deuda”, destacaba el comunicado.

La importancia de las retenciones sobre los ingresos del Estado quedó reflejada en la publicación del resultado primario del Ministerio de Hacienda. De allí se desprende que el crecimiento de las retenciones a las exportaciones agropecuarias equivale a un 75% de la mejora que mostró el balance de las cuentas públicas.